Indagan a Organización Trump por Rusiagate

0
11

El Fiscal especial Robert Mueller ha emitido citatorios a la Organización Trump para que entregue documentos, incluidos algunos relacionados con Rusia, de acuerdo con dos personas informadas sobre el asunto.

La orden significa la primera vez que el Fiscal especial exige documentos directamente relacionados con los negocios del Presidente Trump, lo que cierra el cerco de la investigación hacia el Mandatario.

La amplitud de la citación no está clara y tampoco por qué Mueller la emitió en lugar de simplemente pedir los documentos a la empresa, una organización que supervisa los negocios de Trump.

En la citación, entregada en las últimas semanas, Mueller ordenó a la Organización Trump entregar todos los documentos relacionados con Rusia y otros temas que está investigando, dijeron las fuentes.

La citación es la última indicación de que la indagatoria, que los abogados del Presidente suelen asegurar que está terminada por ahora, se prolongará durante al menos varios meses más.

La noticia se produce cuando Mueller parece ampliar su investigación para examinar el papel que el dinero extranjero puede haber jugado en la financiación de las actividades políticas de Trump.

En las últimas semanas, la Fiscalía especial ha interrogado a testigos, incluido un asesor de los Emiratos Árabes Unidos, sobre el flujo de dinero de los emiratíes hacia Estados Unidos.

Ni los funcionarios de la Casa Blanca ni Alan Futerfas, abogado que representa a la Organización Trump, respondieron a una solicitud de entrevista.

La Organización Trump generalmente ha cumplido con las solicitudes de los investigadores del Congreso de documentos para sus propias investigaciones sobre la interferencia de las elecciones rusas, y no hay indicios de que la compañía planee combatir a Mueller al respecto.

La Organización Trump ha dicho que nunca tuvo propiedades inmobiliarias en Rusia, pero a los testigos recientemente entrevistados por Mueller se les ha preguntado sobre un posible acuerdo de bienes raíces en Moscú.

En 2015, un asociado comercial de Trump envió por correo electrónico al abogado Michael Cohen en su cuenta de la Organización Trump alegando que tenía vínculos con el Presidente Vladimir Putin de Rusia y dijo que la construcción de una Trump Tower en Moscú ayudaría al Presidente Trump en campaña.

El Presidente firmó una carta de intención no vinculante para el proyecto en 2015 y lo discutió tres veces con Cohen.

Mueller podría encontrarse con una línea roja que el Presidente le advirtió que no cruce. Aunque no está claro qué parte de la citación se relaciona con el negocio de Trump más allá de las relaciones con Rusia, el Mandatario dijo en una entrevista con The New York Times en julio que el Fiscal especial estaría cruzando una “línea roja” si investiga las finanzas de su familia más allá de cualquier relación con Rusia.

El Presidente se negó a decir cómo respondería si llegaba a la conclusión de que el abogado especial había cruzado esa línea.

Un mes antes de que Trump hablara de su línea roja, el abogado de la Casa Blanca, Donald F. McGahn II, amenazó con dimitir después de que Trump le pidiera que despidiera a Mueller porque el Presidente creía que tenía problemas de conflicto de intereses y eso le impedía llevar a cabo la investigación de la trama rusa.

Mueller fue nombrado en mayo para investigar si la campaña de Trump se coludió con los rusos para influir en las elecciones presidenciales de 2016 y cualquier otro asunto que pudiera surgir de la investigación. También está examinando si el Presidente ha intentado obstaculizar la indagatoria.

Los abogados de Trump están en negociaciones con la oficina de Mueller sobre si y cómo permitir que sus investigadores entrevisten al Presidente.

La oficina de Mueller compartió temas que querían discutir con el Presidente, según dos personas familiarizadas con las conversaciones. Los abogados han aconsejado a Trump que rechace una entrevista, pero el Presidente quiere hacerlo, pues considera que no ha hecho nada malo y puede responder fácilmente las preguntas de los investigadores.

Al mismo tiempo, Trump está considerando si contratar a un nuevo abogado para que lo represente en la investigación del abogado especial. La semana pasada habló con Emmet Flood, un veterano abogado de Washington que representó al ex Presidente Bill Clinton durante el proceso de juicio político, sobre la posibilidad de ingresar a la Casa Blanca para encargarse de la investigación.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here