Plantea AMLO reorientar gasto y disciplina

0
37

La propuesta económica del candidato presidencial de la coalición Juntos Haremos Historia, Andrés Manuel López Obrador, se centra en reorientar el gasto público de la burocracia a proyectos de inversión de alto impacto económico y social, así como en una estricta disciplina financiera.

Los aspirantes a la Presidencia acudirán esta noche al tercero y último debate presidencial, en Mérida, en el que abordarán tres grandes segmentos: Crecimiento económico, pobreza y desigualdad; Educación, ciencia y tecnología y Salud, desarrollo sustentable y cambio climático.

En materia de desarrollo económico, el político tabasqueño sostiene que la política financiera descansará sobre bases de un equilibrio fiscal, basado en una estricta disciplina.

También ha ofrecido impulsar una política de fomento económico que buscará sinergias entre la inversión pública y privada, además de fomentar el desarrollo regional sustentable para crear empleos en los lugares de origen de la gente.

“El objetivo es incrementar la relación inversión para apuntalar el crecimiento económico con un financiamiento sano tanto interno como externo”.

Fomentar la diversidad de actores en el sector bancario; propiciar condiciones para la competencia; crear un fondo mixto de inversión pública y privada para los proyectos de infraestructura; aumentar y diversificar las exportaciones y consolidar destinos posicionados e incentivar el desarrollo turístico regional en zonas con potencial son otros de los planteamientos.

“El Gobierno es uno de los motores de la economía y su esquema de contrataciones puede ayudar a crear un ecosistema empresarial diverso que favorezca la competencia y la innovación”.

Para impulsar el desarrollo de las empresas, López Obrador ha dicho que no aumentará impuestos ni creará nuevos, generará el ajuste fiscal mediante la reingeniería del gasto público, apoyará la producción de los cultivos, principalmente de granos, para abatir el déficit comercial, y creará un plan de desarrollo integral con régimen de zona libre para atraer la inversión en la frontera norte.

También ha ofrecido apoyos para 200 mil jóvenes emprendedores que requieren herramientas para el desarrollo de sus planes de negocio.

En el caso de las pequeñas y medianas empresas, plantea crear consorcios que fomenten economías a escala, apoyarlos con capital y deuda a través del Programa Fomento a la Creación de Capital, y crear un fondo de capitalización industrial y de tecnología para apoyar su desarrollo.

López Obrador se ha pronunciado por incrementar la producción de contenido nacional en sectores estratégicos, poner en marcha programas agroalimentarios regionales en los próximos seis años, aumentar el turismo interno y crear programas nacionales con metas multianuales de inversión el desarrollo urbano, educación, agua, drenaje alumbrado y vivienda.

Para ello, prometió un presupuesto austero y la aplicación de 20 medidas en materia de ahorro y uso racional de recursos, así como la reasignación del gasto.

En conjunto, estas medidas ascenderán a un monto de 412 mil millones de pesos para 2019.

En su plan económico, el candidato de Morena no considera el incremento de impuestos pero tampoco una reforma fiscal, ya que los únicos gravámenes que sufrirán alguna modificación, a la baja, serán el IVA y el ISR en la frontera.

La propuesta económica también incluye congelar los precios de los energéticos en términos reales.

En términos macroeconómicos ha prometido cero endeudamiento, baja inflación y respeto pleno a la autonomía del Banco de México.

En cuanto al combate a la pobreza, López Obrador ha ofrecido crear fuentes de trabajo, impulsar las actividades productivas, en particular las del campo, incluir a jóvenes en programas educativos o laborales y la atención de adultos mayores.

En estos últimos temas, ha ofrecido becas de 2 mil 400 pesos mensuales a estudiantes, pago de salario de 3 mil 600 pesos a jóvenes que trabajen y aprendan un oficio, y duplicar la pensión para adultos mayores que hoy entrega la Federación.

“Mitigar los efectos de los 7 millones de ‘ninis’, a quienes se dará prioridad de acceso al estudio y el trabajo”.

De acuerdo con el Proyecto 2018, se pretende atender la pobreza primero por el ingreso y continuar con el desarrollo de competencias y apoyar a grupos vulnerables a través de transferencias directas.

En este punto, López Obrador destaca la importancia de la educación, como un factor clave para combatir la pobreza.

También ha planteado aplicar políticas diferenciadas geográfica y socialmente, ya que cada zona tiene necesidades y culturas locales que deben estar presentes en la toma de decisiones.

En educación, el tabasqueño ha propuesto en su discurso la cancelación de la reforma educativa, por considerar que se trató de modificaciones constitucionales y legales de carácter laboral que no tomaron en cuenta la opinión del magisterio.

Ha planteado cambios a la Ley del Servicio Profesional Docente para que se respeten los derechos laborales y gremiales de los profesores, así como las plazas de base y se reconozca la carrera sindical.

La intención es que se elimine la evaluación magisterial desde el punto de vista “punitivo” o como amenaza para los maestros.

La lista de promesas incluye la recontratación inmediata de los docentes que hayan sido cesados por no aceptar la evaluación, respetar la autonomía sindical y que los agremiados tengan capacidad de propuesta y negociación, tanto en el ámbito laboral, como en el educativo y profesional.

Su proyecto contempla mantener el objetivo de garantizar una educación con calidad, que incluya el uso de tecnologías e idiomas, como el inglés, además de dar prioridad a la capacitación por encima de la evaluación, en la que serán incluidos maestros, directivos y supervisores.

El plan incluye impulsar nuevas técnicas de enseñanza, aprendizaje y modelos pedagógicos y atender la educación superior.

En este tema, López Obrador ha propuesto eliminar los exámenes de admisión, para que no haya rechazados, revisar el sistema de becas y garantizar que los estudiantes tengan ingresos para evitar la deserción.

El Proyecto establece la transformación radical del Instituto Nacional de Evaluación Educativa (INEE) para convertirlo en una herramienta de apoyo a los procesos de aprendizaje y enseñanza.

Plantea además un proceso de formación continua, la participación magisterial en una reforma del fondo de los planes y programas, y el mejoramiento de las condiciones de estudio y trabajo en las escuelas normales y universidades pedagógicas.

En el tema de salud, el candidato presidencial de Morena ha propuesto fortalecer el sistema público para alcanzar un enfoque no solo curativo si no también preventivo.

López Obrador busca lograr una cobertura universal, en la que medicamentos y servicios públicos en consultorios, clínicas y hospitales, desde el primer nivel de atención hasta la medicina especializada, sean accesibles y gratuitos.

El planteamiento es dar prioridad a la población pobre y excluida de los servicios de prevención y salud para garantizar que todos tengan una cobertura de servicios equivalentes.

En medio ambiente, López Obrador ha planteado un decálogo en materia de desarrollo integral sustentable, que incluya una perspectiva de derechos humanos y respeto a la autodeterminación de pueblos originarios y comunidades locales.

Tomar en cuenta la participación ciudadana, transparencia y rendición de cuentas, así como eficiencia presupuestal y transversalidad ambiental.

De manera concreta, propuso promover una Ley General de Aguas con perspectiva de derechos humanos que sustituya la ley vigente y tenga el objetivo de garantizar el acceso al líquido.

Pretende impulsar un nuevo modelo de conservación y aprovechamiento sustentable de la biodiversidad, que involucre a las comunidades en temas como el manejo forestal comunitario y establecer una protección efectiva de los maíces nativos, impidiendo la siembra e introducción de especies genéticamente modificadas.

La lista de propuestas incluye fortalecer el cuidado de áreas naturales protegidas, a través de políticas que armonicen la conservación y el aprovechamiento sustentable de la biodiversidad.

En materia de cambio climático, propone crear un Programa Nacional de Adaptación al Cambio Climático, impulsar el desarrollo operación de fuentes de energía renovables como minihidroeléctricas solares y cumplir con el acuerdo de París.

En cuanto a las ciudades, plantea actualizar las normas que regulan los niveles permisibles de contaminantes de acuerdo con las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud y también las normas que rigen las tecnologías para el control de emisiones de vehículos ligeros y pesados.

“Un esquema de inversión que fomente el transporte público los espacios para la movilidad no motorizada y generar un Plan Nacional de Gestión Integral de Residuos Sólidos, para reducir su generación y aumentar su reciclaje”.

En materia de justicia ambiental se prevé garantizar los derechos de las personas, comunidades y pueblos originarios, promover la autogestión y el control de sus territorios con enfoque de aprovechamiento sustentable y plantea realizar evaluaciones de impacto social y ambiental en las primeras etapas de cualquier proyecto para conocer el nivel de riesgo y los desafíos existentes en la región.

También contempla implementar un tratado regional sobre acceso al información, participación pública y acceso a la justicia ambientales para América Latina, como un instrumento rector de política en la materia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here