Reciclar regalos… ¿sí o no?

Moda Slider

Llegó esa época del año en la que abundan los intercambios entre seres queridos y compañeros de trabajo, por lo que seguro tienes entre tus pendientes conseguir el obsequio de algún amigo secreto.

Una de las soluciones más comunes es el “roperazo”, práctica que consiste en reciclar un regalo recibido anteriormente, el cual, por alguna razón, nunca estrenaste y sólo tienes guardado.

Esta costumbre puede ser polémica, sin embargo, de ser bien aplicada, no es tan mala como algunos piensan. Y es que, además de ahorrarte dinero, le da vida a piezas que están estancadas y que estarán en mejores manos si se las regalas a la persona adecuada.

Por supuesto, también hay ciertas reglas fundamentales que debes seguir, pues de lo contrario, podrías herir sensibilidades o perjudicar tus relaciones personales. Por ello, aquí te decimos las claves. ¡Toma nota!

1. Que sea nuevo. Reciclar no significa obsequiar algo usado. Por respeto, siempre asegúrate que lo que vayas a dar no se haya estrenado, esté en su empaque original y en perfectas condiciones.

2. Investiga. El “roperazo” sólo es válido si indagas los gustos de la persona y sabes que lo que tienes guardado le puede encantar. ¡No se trata de regalar por regalar!

3. Te debe gustar. Una regla de oro es que el presente te parezca atractivo y de excelente calidad. Si recibirlo te desagradó, ni se te ocurra pasárselo a alguien más.

4. No dejes rastros. Revisa bien el empaque y su interior, ¡puede que haya alguna tarjeta dirigida hacia a ti y hasta con dedicatoria! Si hallas algo, retíralo con cuidado.

5. Cuida la presentación. La envoltura puede hacer una gran diferencia, por ello, selecciona un papel llamativo y colócale un lindo moño.

6. ¡Que no se enteren! Por ningún motivo obsequies algo que obtuviste entre el mismo grupo de amigos o conocidos, es muy probable que alguien se de cuenta, ¡qué pena!

7. Considera su costo. Si se trata de un intercambio, asegúrate que tu opción entre dentro del presupuesto establecido. Si es más caro, será de mal gusto y si es más barato, quedarás como un “codo”.

8. Checa la talla. En caso de que sea una prenda, asegúrate que no sólo sea del estilo de la persona a la que se la entregarás, sino también de la talla adecuada, pues recuerda que no la podrá cambiar.

9. Guárdalo un rato. Puede que quien te lo dio te pregunte por él en un corto plazo, por eso, deja pasar por lo menos seis meses para ofrecérselo a alguien más.

10. Donar también es opción. Si lo que quieres es liberar cajones, pero en el fondo sabes que no es el obsequio adecuado, ¡mejor dónalo!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*

Lost Password