HomeSalud¿MAL ALIENTO? CÓMO QUITAR LA HALITOSIS

¿MAL ALIENTO? CÓMO QUITAR LA HALITOSIS

Published on

spot_img

La halitosis, o el mal aliento crónico, es algo que ni los caramelos de menta, ni el enjuague bucal, ni un buen cepillado pueden resolver.

La halitosis puede ser, al mismo tiempo, un signo y/o un síntoma. El paciente puede padecer el problema y no ser consciente de él o, por el contrario, no padecerlo y creer que lo tiene. El aliento humano en condiciones habituales no debe tener un olor desagradable, sino que debe ser ligeramente dulzón y característico. También puede ser distinto en función de los días. Incluso cuando es consecuencia de un proceso patológico crónico puede presentar alteraciones, a causa tanto de la secreción salival, de los residuos alimentarios, como de la placa bacteriana.

Por otro lado, el olor que emite la boca no tiene las mismas características a lo largo del día. Normalmente es más intenso al levantarse que a lo largo del día, puesto que durante el sueño dejamos de elaborar saliva, la cual ayuda a mantener la boca limpia de residuos. Sin saliva las células muertas y bacterias de nuestra boca se adhieren a la lengua y a las mejillas creando malos olores, aumentando su incidencia antes de lavarse los dientes que después. Además, el mal aliento suele ser más intenso en el ayuno prolongado y especialmente después de ciertas comidas. Alimentos como el ajo, la cebolla, los picantes, el alcohol y los restos de comida producen mal aliento constituyéndose como causas externas.

En la superficie posterior de la lengua habitan unas bacterias causantes de unos gases con olor desagradable. La sequedad de boca, los cambios hormonales o la forma de la lengua son algunos de los factores que contribuyen a la proliferación de dichas bacterias.

Además, afecciones dentales como la caries, los problemas en las encías, periodontitis, o infecciones bucales son otras de las causas de la halitosis, así como prótesis fijas mal adaptadas, provocando así la acumulación de residuos que si no se retiran se irán descomponiendo, o prótesis removibles que no mantienen condiciones higiénicas correctas.

Remedios para el mal aliento

En el 90% de los casos el mal aliento tiene su origen en la boca y no en el estómago. En estos casos, se trata con una correcta higiene dental cepillando los dientes y encías mínimo dos veces al día y siempre sin olvidarse de la lengua, que también se cepillará o usará el instrumento llamado “raspador lingual”. Actualmente, también existen en el mercado enjuagues específicos para el mal aliento.

Otro de los consejos y algo muy importante es hacer visitas periódicas al dentista para descartar caries, gingivitis, piorrea, etc. Teniendo una boca sana se solucionará la mayor parte de la halitosis o el mal aliento. En un 10% de los casos de halitosis no es de origen oral, sino la causa de una enfermedad hepática, renal, diabetes, faringitis, sinusitis, etc. Por ello, en estas circunstancias será necesario acudir al especialista para tratar adecuadamente el problema.

Latest articles

Bioluminiscencia en Mérida

La compañía de teatro Fábrica de Arte Tlaxcalteca se embarcó en una gira por...

Desafíos cruciales de Recursos Humanos en México

La gestión efectiva del talento humano se posiciona como un elemento fundamental para lograr...

Mitigar los riesgos catastróficos: el gran reto

Desastres naturales o provocados como la pandemia por la COVID-19, el tsunami de 2004,...

Explorarán con rayos cósmicos las entrañas de la Pirámide de Kukulcán

El Instituto de Física de la UNAM participa en el proyecto internacional NAUM, siglas...

More like this

Bioluminiscencia en Mérida

La compañía de teatro Fábrica de Arte Tlaxcalteca se embarcó en una gira por...

Desafíos cruciales de Recursos Humanos en México

La gestión efectiva del talento humano se posiciona como un elemento fundamental para lograr...

Mitigar los riesgos catastróficos: el gran reto

Desastres naturales o provocados como la pandemia por la COVID-19, el tsunami de 2004,...